Mi carrito

Cerrar

Cuidado Facial

 

La piel es uno de los órganos más grandes del cuerpo. Debido a esto, el cuidado de tu piel puede afectar directamente tu salud en general. Tu piel actúa como un escudo protector y es más vulnerable a los elementos externos.

La piel se ve afectada por más factores de los que puedes pensar. Por ejemplo, lo siguiente puede desempeñar un papel en su salud general de la piel:

  • Exposición a la radiación UV en camas solares.
  • Exposición a toxinas químicas en el tabaco.
  • Exposición al sol sin protección durante largos períodos de tiempo
  • No tener suficiente descanso, líquidos o nutrición.

Cuidando tu piel

Hay pasos que puedes tomar para asegurarte de tener una piel sana.

Por ejemplo:

  • Realizar una limpieza facial de forma regular, normalmente dos veces al día.
  • Aplica un tóner después de la limpieza si tienes la piel grasa.
  • Aplica una crema hidratante
  • Exfolia para eliminar las células muertas de la piel e iluminar tu cutis.

Además de una rutina diaria de cuidado de la piel, convierte en un hábito examinar tu propia piel para detectar anomalías, decoloraciones o cualquier otro cambio de forma regular. Haz que tu piel sea examinada por un médico o dermatólogo anualmente para detectar cambios, o si:

  • Tienes una piel clara o muchos lunares
  • Estás al sol o usas camas solares
  • Tienes antecedentes de problemas en la piel, irritaciones o crecimientos.

También es importante proteger tu piel del sol, la exposición prolongada puede aumentar la aparición de arrugas y provocar cáncer de piel. Cubre tu piel o usa protector solar para protegerla de los dañinos rayos del sol. Consulta a tu médico o dermatólogo si surge alguna irritación o problema en la piel.